Buscar
viernes 3 abril 2020
  • :

URUGUAY : Estudian estrategia para avanzar más en brucelosis

La brucelosis sigue cediendo terreno y la meta es erradicarla. El MGAP estudia crear una zona de aislamiento en torno a los focos y ya no interdictar toda una seccional policial. También se ajustará el uso de la vacunación en todo el rodeo bovino.

El año pasado el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca entregó a las gremiales de productores y a los veterinarios de libre ejercicio de su profesión, un documento buscando generar un consenso para avanzar hacia la erradicación de la brucelosis bovina en Uruguay.

La disminución de los focos clínicos de esa enfermedad y la visión de la experta estadounidense Valerie Reagan, reafirman la tesis de que eliminarla es posible −en el marco de un trabajo de varios años−, donde la concientización y el compromiso de todos los sectores es fundamental para lograr la meta.

Con esa premisa, en el marco de una jornada técnica de la Comisión Nacional Honoraria de Salud Animal (Conhasa), a celebrarse el próximo jueves 1° de agosto en la ciudad de Durazno, la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP), planteará algunos cambios futuros en la lucha contra la brucelosis bovina, pero busca aliados para avanzar hacia la eliminación y evitar el riesgo de retroceder.

El objetivo de la jornada es tener una visión institucional de cada sector acerca del documento que entregó el Ejecutivo, ver cuáles puntos críticos fueron levantados y plantear algunos cambios en la lucha.

Ya fue incluida en la Rendición de Cuentas la ampliación del seguro contra brucelosis, extendiendo las ayudas a los predios linderos al foco, para que los productores denuncien la aparición de la enfermedad.

Ahora, la Dirección General de Servicios Ganaderos trabaja para que «cuando se detecte un caso sea atendido de otra forma, creándose una zona de aislamiento (zona tapón) que incluya los establecimientos linderos, pero sin la necesidad de aislar toda una seccional policial», explicó a El País el titular de esa repartición oficial, Francisco Muzio. Aún no se ha definido qué área abarcará esa zona de aislamiento, pero la medida apunta a flexibilizar la normativa y evitar que productores que están con su rodeo sano, pero que están dentro de una misma seccional policial puedan mover su ganado, previo sangrado y comprobación de que está libre de brucelosis.

«Dentro de la zona de aislamiento se trabajará estrechamente aplicando sangrados y vacunaciones en el rodeo», explicó Muzio, sin brindar mayores detalles, puesto que serán presentados en la jornada de Durazno.

Por otro lado, como la mejor herramienta es la vacunación de las hembras no grávidas, el MGAP también analiza «ajustar el manejo de toda la vacuna, los distribuidores y los veterinarios», porque «había fallas».

Avances.

Cuando la secretaría de Estado entregó el documento a las gremiales y comenzó a hablar de erradicación, muchas no estuvieron de acuerdo y plantearon su temor de dar un paso en falso. Para Muzio, hoy la realidad es otra, porque varios de los puntos críticos que tenía la campaña de lucha «ya fueron levantados».

Entre esos puntos críticos estaba la ampliación del seguro ayudando a sanear −eliminar animales enfermos− en los predios linderos al foco y en la zona afectada; falta la reglamentación.

«Otro caso es la adecuación de los diagnósticos, donde se incorpora la técnica de polarización (para ganado de carne) y se afina el test de Elisa (para animales lecheros). Ambas son pruebas que ofrecen mayor sensibilidad en la detección de animales positivos», dijo Muzio.

El jerarca recordó que también «está muy avanzado el trámite para la incorporación de 8 nuevos veterinarios a nivel de campo y dos a nivel de laboratorio» y recordó que existen más de 900 veterinarios de campo acreditados ante el MGAP para trabajar en la campaña y en el entorno de 140 en laboratorios de diagnóstico (donde llegan los sangrados y se detecta la presencia de la enfermedad).

En paralelo, se está trabajando con el Instituto Nacional de Carnes (INAC) para hacer los sangrados de los animales que llegan a los frigoríficos para ser faenados por número de caravana, amparándose en la información que proporciona el sistema de «cajas negras». De ese modo, se podrá individualizar más fácilmente un determinado animal frente a un lote. «Lo importante es lograr consenso porque la campaña avanzó bastante como para decir que estamos en condiciones de comenzar una etapa preparatoria de la erradicación», aseguró Muzio.

Visiones a favor y en contra

La erradicación de la brucelosis bovina no se conseguirá en dos o tres años, a Estados Unidos llevó más de una década conseguirlo.

Por ahora, la Federación Rural fue la única gremial que planteó oficialmente al MGAP, hace varios meses, que no era el momento de pensar en la erradicación y planteó varios puntos críticos. Las demás gremiales y los veterinarios privados aún analizan los pro y los contra de avanzar hacia una erradicación.

Sin embargo, la consultora estadounidense Valerie Reagan, pilar en su país para erradicar la enfermedad, tras analizar la realidad de Uruguay y recorrer varios predios, aseguró que es posible llegar a la eliminación.

Fuente: Entorno Inteligente