Buscar
domingo 20 octubre 2019
  • :

Tips para cuidar tortugas acuáticas

Las tortugas de agua son mascotas cuya popularidad ha crecido en los últimos años. Son hermosas y requieren de ciertos cuidados. ¿Te gustaría tenerlas en casa? Averigua aquí cómo cuidarlas.

Las tortugas de agua son pequeñas, simpáticas, buenas mascotas, pero no para todas las personas. Son animales sensibles y necesitan de cuidados específicos que les aseguran una vida larga y sana.

Lamentablemente se venden en las tiendas de mascotas y en los acuarios a cualquier persona que no tiene idea de cómo cuidarlas y terminan por acortar críticamente sus vidas.

Si estás pensando en tener una tortuga acuática, no te pierdas estos completos consejos para no pasar por alto ningún aspecto.

Un hábitat artificial

Necesitas un tanque lo suficientemente grande para albergar a la tortuga aún cuando crezca. Tres cuartas partes del tanque deben ser de agua, profunda para que pueda nadar, y un cuarto debe ser terrestre para que pueda salir a descansar y a tomar sol (necesita sobre el tanque una luz que la calefaccione). Puedes utilizar maderas o piedras, pero siempre colocadas de manera segura y fácil de subir.

Por otro lado, como las tortugas son algo sucias, es imprescindible tener un equipo de filtración para mantener el agua limpia.

El calor correcto

Como ya te dije, la tortuga va a necesitar una luz que le dé calor. Para ello, encima de la zona terrestre deberás colocar una lámpara UV de buena calidad que ilumine unas 12 ó 14 horas al día. La temperatura que tu tortuga agradecerá es de 21 a 30 grados centígrados.

La alimentación de la tortuga

A las tortugas se las alimenta dos o tres veces por semana. El tipo de alimento que le darás depende de la especie que sea. Lo mejor es que al momento de adquirirla te asesores sobre todo lo que tu tortuga necesitará comer, ya que una alimentación completa no sólo se basa en alimento de tortugas sino que en otros bocados también.

La regla general es alimentarla en una tina separada, pues es algo desordenada y sucia para comer. Además, defecará enseguida de haber comido, así que si la tienes separada de su agua de tanque, no se ensuciará tan rápido.

Las tortugas son hermosas y apacibles mascotas. Como son frágiles y requieren cuidados específicos, no son recomendadas para niños pequeños, salvo que les enseñes a no manipularlas y que sean sólo para disfrutar con la vista.

Fuente: IMujer