Buscar
viernes 6 diciembre 2019
  • :

Tendencias Avícolas Mundiales

Mientras que las exportaciones de carne de pollo de Europa responden de más de una quinta parte del total mundial de alrededor de 10.4 millones de toneladas, casi todas son de países miembros de la Unión Europea – UE . Además, de las 2.3 millones de toneladas vendidas en 2008, casi 1.6 millones de toneladas o casi el 70 por ciento tuvieron como destino otros países de la UE.
De hecho, antes de 2010 las exportaciones anuales a los países fuera de la Comunidad, no pasaron de 800,000 toneladas. Sin embargo, según un informe del USDA Gain es probable que esta cifra haya aumentado a más de 900,000 toneladas en 2010, principalmente como resultado de una fuerte demanda de Rusia, donde sustituyeron parte de las exportaciones de Estados Unidos (EUA) de pollos de engorde.

Además, aunque las ventas a Hong Kong se duplicaron, es probable que una parte de ellas fueran re-exportadas a China. Las exportaciones de la UE de aves enteras al Medio Oriente en especial a Arabia Saudita, y de piezas de pollo al África subsahariana también aumentaron considerablemente en 2010, ventas que fueron beneficiadas por la debilidad del euro frente al real brasileño.

Según el informe, la mayoría de exportadores de la UE fueron capaces de pasar los incrementos de los costos de producción a sus clientes, debido a la venta de aves enteras.

Se había considerado que las exportaciones de pollo de la UE bajarían a cerca de 940,000 toneladas en 2011 como resultado de la reducción de Rusia del contingente arancelario (TRQ) avícola a 350,000 toneladas, con exclusión de aves enteras de los contingentes arancelarios y la eliminación de las asignaciones específicas por países.

Esto ha significado que todos los países exportadores puedan competir por los contingentes arancelarios. Sin embargo, ahora se prevé que el comercio hacia Hong Kong, Arabia Saudita y África subsahariana (tomando en cuenta los bajos precios de alas y piernas) compensarán el recorte de Rusia. De hecho, en los últimos meses los envíos de la UE a Sudáfrica han aumentado considerablemente. El total de las exportaciones de la UE hacia otros países podrían alcanzar en 2011 este año el millón de toneladas, aunque poco o nada de aumento se prevé para el 2012.

Holanda es sin duda el exportador líder de Europa, vendiendo aproximadamente el doble de las cantidades comercializadas ya sea por Francia o Bélgica.

Mientras que los volúmenes son relativamente pequeños, vale la pena señalar cómo las exportaciones de Polonia han desarrollado desde que en 2004 se unió a la Comunidad, a más de 150,000 toneladas en el año 2008, siendo la República Checa, el Reino Unido, Alemania y Francia sus principales clientes.

En contraste con la imagen de exportación, las importaciones de carne de pollo hacia la UE en 2008 representaron solo un poco más del 55 por ciento del total de Europa, principalmente a causa de las compras por parte de Rusia de cerca de 1.1 millones de toneladas.

Si se excluye el comercio interno de los países de la UE, entonces las importaciones hacia la Comunidad, que alcanzaron un máximo en 719,000 toneladas en 2009, se contrajeron luego un seis por ciento a alrededor de 680,000 toneladas en 2010, debido principalmente a que las exportaciones brasileñas hacia la UE cayeron 11 por ciento.

Según un informe de USDA FAS, esta reducción se produjo como resultado de un real fuerte frente al euro, del uso incorrecto del nuevo sistema de licencias de la UE y porque la UE no permitía que se vendiera pollo congelado como fresco después de la descongelación.

Brasil y Tailandia son los principales exportadores hacia la UE, seguidos por Chile y Argentina. Sin embargo, desde 2008 las compras de aves preparadas a China han aumentado y podrían ascender en 2011 a alrededor de 15,000 toneladas.

Se espera que el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la UE y Corea del Sur, que entró en vigor el 1 de julio 2011 reduzca drásticamente los aranceles y las barreras no arancelarias al comercio durante los próximos cinco años, lo cual parece beneficiará las exportaciones de productos agrícolas de la UE, con la esperanza que incluya aves. Sin embargo, en relación con el papel que Europa va a desempeñar en el comercio mundial de carne de pollo, estos cambios son insignificantes en comparación con el impacto de la disminución prevista en las compras por parte de Rusia.

Fuente: elsitioavicola