Buscar
lunes 24 febrero 2020
  • :

Prevención de la espirocercosis canina

La espirocercosis, es causadas por la variedad canina de Spirocerca lupi, nematodo que se fija a la pared del esófago o, con menor frecuencia, del estómago o incluso a la pared de la arteria aorta, del perro o cachorro. Se trata de una enfermedad grave, que aparece principalmente en los países tropicales, en Africa del Norte y en Europa meridional. Los perros se infestan al ingerir los huéspedes intermedios, que son coleópteros y sobre todo pequeños vertebrados.

Los animales afectados presentan síntomas digestivos esofágicos (regurgitaciones, a veces imposibilidad de deglutir) y gástricos (vómitos repetidos, aumento de la sed, etc.). Se pueden observar dificultades respiratorias cuando el parásito se localiza en la pared aórtica. El tratamiento es muy difícil y consiste en administrar antihelmínticos en forma inyectable, como la ivermectina. Dada la gran diversidad de huéspedes intermedios (vectores del parásito) responsables de la infestación del perro, es prácticamente imposible efectuar una profilaxis.

Sin embargo, se ha podido conocer a través de una publicación veterinaria la eficacia preventiva del tratamiento mensual con imidacloprid 10%/moxidectina 2,5% spot-on administrado durante un periodo de nueve meses en perros jóvenes expuestos de manera natural a S. lupi en Isla Reunión, al este de Magadascar.

Se utilizaron 112 cachorros de entre 2 y 4 meses y negativos en el examen fecal. Se distribuyeron al azar en dos grupos. El grupo A (con 58 cachorros) recibió nueve tratamientos spot-on a una dosis mínima de 2,5 mg moxidectina/kg peso corporal a intervalos mensuales. El grupo control B (con 54 cachorros) no recibió ningún tratamiento frente a S. lupi. Durante el estudio, se realizaron exámenes clínicos y fecales, así como una endoscopia gastrointestinal. La endoscopia mostró que 19 perros del grupo B tenían nódulos de espirocercos, lo que corresponde a una prevalencia del 35,2% en perros de entre 12 y 14 meses. Sin embargo, sólo un perro del grupo A tenía un nódulo, lo que correspondía a una eficacia de prevención del 94,7% (p < 0.0001).

Ninguno de los 378 exámenes fecales fue positivo a espirocercos. Este estudio confirma una prevalencia elevada de espirocercosis canina en Isla Reunión y muestra que la infestación ocurre en cachorros muy jóvenes. Además, demuestra que la administración de esta combinación de forma mensual en cachorros de entre 3 y 4 meses es efectiva en la prevención de la espirocercosis canina.

Fuente: Le Sueur C, Bour S, Schaper R. Efficacy of a combination of imidacloprid 10%/moxidectin 2.5% spot-on (Advocate(R) for dogs) in the prevention of canine spirocercosis (Spirocerca lupi). Parasitology Research, Agosto 2010.