Pequiven promueve uso de Fosfato Tricálcico para incrementar producción de ganado bovino

La Corporación Petroquímica de Venezuela promueve el uso de sales minerales, como el Fosfato Tricálcico, para aumentar la producción de carne y leche del rebaño bovino nacional y con ello contribuir con la seguridad alimentaria del pueblo venezolano, en cumplimiento con las metas del Proyecto Nacional Simón Bolívar, inspirado en las líneas generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013.

Durante el IV Seminario Internacional de Ganadería Tropical, celebrado en días pasados en el Centro Técnico Productivo Socialista Florentino (CTPSF), ubicado en el sector La Marqueseña, municipio Alberto Arvelo Torrealba del estado Barinas, Aneliza Morales, ponente de Pequiven, señaló algunas propiedades del fosfato tricálcico, cuya composición química contempla 18% de Fósforo, 32% de Calcio y 4,5% de Sodio.

Morales añadió que gracias a su presentación semigranulada y a su tamaño de partícula de aproximadamente 26 micrómetros (µm) de diámetro geométrico medio, el producto posee una fluidez y homogeneidad que garantiza excelente dispersión del fósforo dentro de la mezcla. El Tricalfos es una fuente de fósforo asimilable por bovinos, equinos, ovinos, porcinos, aves, entre otros, y empleado para la preparación de sales minerales y alimentos concentrados.

El IV Seminario Internacional de Ganadería Tropical sirvió de escenario a ponentes de distintas nacionalidades, quienes intercambiaron opiniones con productores, técnicos y estudiantes sobre temas de reproducción y enfermedades del ganado bovino, sales minerales, planificación agrícola, aprovechamiento de los recursos locales, genética y nutrición animal.

En la actividad se abordaron los avances experimentados en Latinoamérica en cuanto a técnicas de manejo de producción bovina que han servido para incrementar los índices productivos del rebaño de ese tipo, entre ellos el sistema de tratamiento racional de los potreros Voisin, desarrollado en Brasil, el cual consiste en la manipulación de pastos en el que se va rotando el rebaño, y cuya carga se puede triplicar respecto al método convencional de una misma región.

También se precisaron algunas técnicas de alimentación alternativa con el uso de caña de azúcar y del café en la elaboración de ensilados para la conservación del forraje basado en una fermentación láctica del pasto que permite retener sus cualidades nutritivas de mejor forma que las del henificado; elaborar sales minerales a partir de una mezcla de macro y microminerales que le aportan al animal nutrientes que el pasto no puede ofrecerle.

En ese mismo orden de ideas, se resaltó que en Venezuela se registra un rebaño de 12 millones de cabezas de ganado bovino, el cual debería tener un consumo promedio de 40 gr/día de suplemento mineral (unas 175.200 toneladas métricas anuales), no obstante, en la actualidad sólo 8% de ese rebaño es suplementado, lo que equivale a 14.016 TM/Año y se estima que la mitad de este volumen debe estar compuesto por el Fosfato Tricálcico.

Aprovechamiento de los recursos
Mario Castellón, ponente nicaragüense, consideró importante aprovechar los recursos naturales del trópico como la pulpa de café, caña de azúcar, jugos de las destilerías y tubérculos, tal y como lo vienen haciendo países como NicAragua, Panamá y Cuba, a objeto de importar menos alimentos y lograr la sustentabilidad de empresas locales.

Agregó que el clima tropical favorece procesos de fermentación útiles para aplicaciones biotecnológicas que contribuyen a hacer más eficientes los recursos forrajeros y locales, asimismo, que estas prácticas ya han arrojados resultados positivos en cuanto a la producción de carne y leche, a través de las técnicas mencionadas las cuales son más amigables con el ambiente, más económicas, accesibles al productor pecuario y tecnológicamente más sencillas.

El Gobierno Bolivariano de Venezuela, promueve programas agrícolas y pecuarios que favorecen a los productores, a través de investigaciones agrícolas y pecuarias (Instituto de Investigaciones Agrícolas-INIA), mejoramiento genético (Florentino), créditos agrarios (Fondas y Banco Agrícola), convenios internacionales y legislaciones inherentes al tema.

 

Fuente: pequiven.com