Buscar
domingo 15 diciembre 2019
  • :

Los patos influyen más en la transmisión del virus de la gripe aviar

Según un informe que aparece en el último número de la revista estadounidense Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States (PNAS), titulado “Cartografía de la gripe aviar altamente patógena en el Sudeste asiático: los patos, el arroz y la gente” y del que la FAO se hace eco, los patos, las personas y el tamaño de los arrozales fueron los factores más decisivos en la propagación del virus en Tailandia y Vietnam.

Además, los expertos concluyen que existen una serie de picos a lo largo del año en los que la propagación del brote aumenta considerablemente, como el momento del Año Nuevo Chino, en el que las ventas de patos para consumo se disparan.

Para llevar a cabo sus investigaciones, los miembros del equipo de Jan Slingenbergh responsables del informe han tomado como referencia el tiempo, la intensidad de cultivos y los lugares de la cría de patos. La intersección entre estos datos, junto a la cronología de los brotes de la enfermedad, ayudó a los científicos a señalar con precisión las situaciones en las que la propagación del virus de la gripe aviar era mayor.

“Sabemos ahora mucho mejor dónde y cómo esperar la aparición del virus, y ello nos ayuda a organizar la prevención y la lucha» ha apuntado Slingenbergh quien además ha señalado que el virus «será más fácil de predecir debido a que su persistencia se está reduciendo cada vez más a áreas con cultivo intensivo de patos y arrozales en Asia oriental y sudoriental”.

Los avances son notables en ambos países: en Tailandia la obligación para los campesinos de portar un certificado de salud de los animales junto al fomento, por parte del Gobierno, de la cría de patos en recintos cerrados mediante subsidios para piensos y la construcción de recintos vallados, ha logrado detener el ciclo de transmisión del virus, y desde el año 2005 sólo se ha producido en el país algún brote esporádico.

Por su parte, Vietnam realiza desde 2005 una campaña de vacunación nacional de todas las aves de corral que ha hecho disminuir de forma notable la incidencia del virus. Éste reapareció de forma gradual, especialmente en los patos que no habían sido vacunados en el delta de Mekong, una zona en la que viven cerca de 50 millones de ejemplares.

Los objetivos inmediatos, señala Slingenbergh, pasan por la intervención basada en el conocimiento de los lugares de riesgo y el establecimiento de calendarios locales de cultivo de arroz y cría de patos con el fin de orientar la lucha contra la enfermedad.

Fuente: www.vetplus.org