Buscar
viernes 28 febrero 2020
  • :

Las moscas limitan la producción ganadera

Las moscas en conjunto, se sabe que están implicadas en la transmisión de más de 65 enfermedades a humanos solamente, incluyendo fiebre tifoidea, disentería, cólera, lepra y tuberculosis.

También son responsables de reducciones significativas en la producción de carne en producciones intensivas y productos derivados de leche de vaca. Se estima que las moscas son responsables de pérdidas globales en la producción intensiva ganadera y aviar valoradas en billones de dólares.

Los métodos modernos de producción intensiva ganadera y aviar proporcionan a menudo un ambiente de cría ideal para las moscas, haciendo de su control un desafío muy importante.

Uno debe conocer al enemigo, antes de poder esperar a hacerle frente y esta es una condición fundamental al tratar de controlar una plaga. De esta forma, es básico para la implementación de un Manejo Integrado, el acopio de información exhaustiva sobre las especies de moscas presentes en cada establecimiento y en cada sector de éste. No es lo mismo intentar el control de una especie hematófaga como la mosca de los establos que intentar el control de mosca doméstica común.

Control de moscas en instalaciones de producción animal intensiva

No es tarea fácil. Es un problema de manejo complicado con el tan variado tipo de instalaciones presentes en cada establecimiento. Si bien es importante tener en cuenta que la especie más importante y más insidiosa presente en establecimientos de producciones intensivas es la mosca doméstica sin dudas, como así también la más difícil de controlar. Las moscas no picadoras provocan una irritación continua al alimentarse de las secreciones de los ojos, nariz y pequeñas heridas de los animales domésticos.

Esto les distrae de comer, causando una reducción en el crecimiento y productividad. Un factor importante para el éxito de un programa de control integrado es mantener las poblaciones de moscas adultas bajo control. Esto es porque cada mosca adulta puede poner hasta 800 huevos; tienen un ciclo de vida bien corto lo que les permite reproducirse y multiplicarse aceleradamente. Las moscas son capaces de volar largas distancias y son mucho más resistentes a los insecticidas que los parásitos.

¿Qué tener en cuenta?

– Pérdidas estimadas similares a una enfermedad subclínica.

– Está calculado que en la producción de carne hay pérdidas de hasta un 8% y en el caso de los tambos de hasta un 40% en la producción solamente por la molestia de las moscas.

– A esto se le agregan las enfermedades que son capaces de transmitir.

Factores que complican el control de moscas en la cria intensiva de animales

– Evitar residuos en animales y sus derivados.

– Expansión de áreas productivas.

– Proximidad entre un productor y otro.

– Los costos de producción.

– Falta de información y desconocimiento técnico.

– Conformismo…

El estiércol, la orina, la leche que se derrama, los restos de alimentos en los comederos y sitios de almacenaje, sumados a los aportes de humedad en períodos lluviosos, conforman el ambiente perfecto para que tanto larvas como adultos de moscas se alimenten y se multipliquen.

La combinación hace al control

La estrategia del Manejo Integrado de Plagas (MIP) en la que distintas tácticas de control se combinan para lograr una reducción poblacional tolerable a la actividad productiva.

Esta herramienta sirve como un sistema de alerta para iniciar las medidas de acción anticipándose a un posible período de crisis y a su vez resulta útil para efectuar los cambios necesarios en las prácticas culturales y realizar aplicaciones oportunas.

Desechos, punto de elección como criaderos

– Gran variedad de sustratos orgánicos en putrefacción, descomposición o fermentación, de origen animal o vegetal.

– CÚMULOS DE ESTIÉRCOL. Especialmente el de cerdos, por consistencia y humedad.

– Estiércol de bovinos, aves, humanos y en menor medida de equinos.

– Residuos domésticos, desechos industriales, etc.

Principios de control de moscas

– Métodos culturales: Saneamiento

– Métodos biológicos: Control biológico

– Métodos químicos: Aplicaciones oportunas y productos específicos para cada situación o sector.

Métodos Culturales

– “Cambio de actitud ante un problema”.

– Adopción de conceptos nuevos o adecuados sobre el manejo correcto del estiércol, sistemas de limpieza y el trato dado a las instalaciones.

– Es adquirir una “nueva cultura para un antiguo problema.”

– Remoción periódica y frecuente del estiércol, tanto como para mantenerlo seco.

– Reducir restos de ración.

– Limpieza frecuente de corrales.

– Silos cubiertos y recogidos diariamente, en especial aquel que contiene gluten, por su alto contenido en azúcares de especial atractivo para moscas.

– Evitar que la ración pueda mojarse.

– Prevención de humedad en los criaderos.

– Pisos cementados con la inclinación correcta y drenaje.

– Ambientes ventilados.

Manejo del estiércol

– Compactación de estiércol.

– Adición de grandes cantidades de agua, en tanques de decantación (cría de cerdos o frigoríficos).

-En cría de cerdos es interesante la construcción de una cisterna debajo del piso, tipo slater.

-Cubrir los montículos de estiércol con plásticos, sin aberturas (fermentación).

-Estercoleras (piletas con pequeñas aberturas superiores).

-Esparcido en sectores o potreros de cultivo a modo de fertilizante orgánico.

Métodos Biológicos de control

– Abejorro Carcinops.

– Ácaros (Ácaro scopoli), predador de huevos y larvas de moscas.

– Avispitas del estiércol (parasitan las larvas de mosca).

– Tijeretas.

– Transformación del estiércol en abono orgánico (lombricompuesto), junto a otros desechos de tipo orgánico relacionados a la producción (ej.: restos de ración). Este es un punto interesante a desarrollar, aunque representa tiempo de personal, otros insumos y mercado para el producto.

Métodos Químicos de control

– LARVICIDAS: Selectivos en acúmulos de estiércol y lagunas estercoleras.

– ADULTICIDAS: Fumigaciones controladas en instalaciones y en todo el predio, en relación a cargas elevadas de población y meses críticos. Cebos, trampas de luz y otros específicos.

Fuente: Agritotal