Buscar
miércoles 26 febrero 2020
  • :

Escasean los medicamentos para proteger al rebaño de enfermedades

La Sociedad de Ganaderos del estado Portuguesa (Sogapor), alertó sobre la escasez de medicamentos que en estos momentos está afectando la ejecución de la primera fase de la campaña de vacunación contra aftosa, rabia y brucelosis, por la parte del sector privado.

La vacuna contra la rabia no se consigue mientras que la dosis contra la brucelosis también escasea, al igual que los medicamentos para la desparasitación del rebaño bovino y para la encefalitis equina en el caso de los caballos, según afirmó Luis Zicarelli, presidente de Sogapor.

El dirigente gremial señaló que el problema se presenta a escala nacional, por lo que instó al Gobierno a abocarse a la importación de vacunas que son primordiales para el sector ganadero. “Actualmente, estamos con la vacunación contra aftosa, rabia y brucelosis, pero se presenta el problema de que en determinados momentos está fallando la distribución de uno de los medicamentos, debido a que las compañías importadoras no han obtenido las divisas necesarias para traerlos”, dijo.

Tal situación es preocupante para el sector pecuario, porque “en vez de una sola jornada de trabajo estamos haciendo entre dos y tres faenas, ya que no están llegando los insumos a la fecha indicada según la programación que hace el organismo rector, el Insai, que es el que nos marca las pautas de vacunación a nivel estadal y nacional”, refirió.

Zicarelli afirmó que al sector privado se le está tornando cuesta arriba la aplicación de las dosis para proteger al ganado que, en el caso de la aftosa, debe ser vacunado cada seis meses, mientras que la inmunización contra la rabia y brucelosis es una sola vez al año.

La falta de los medicamentos repercute en los costos de producción del sector, puesto que cada cierto tiempo aumentan los precios de los insumos, lo que genera el encarecimiento de los gastos y trae un recargo adicional a los productores de carne y leche, cuyo valor fue incrementado en un 20% recientemente, pero sigue siendo insuficiente, según indicó el presidente de Sogapor.

Recordó que las vacunas son de obligatoria aplicación, pero los laboratorios nacionales e internacionales no las tienen disponibles tanto porque no les ha llegado o debido a que las tienen retenidas en aduana. “El problema es que no hay continuidad con las tres dosis y estamos trabajando a media máquina”.

Alta demanda

A parte de sus más de 200 agremiados, Sogapor tiene que cubrir la alta demanda de otros productores de Portuguesa, Barinas y Cojedes, quienes acuden por cuenta propia a la asociación para comprar las vacunas contra la aftosa, rabia y brucelosis.

“Nosotros ofrecemos unos descuentos especiales no sólo a nuestros agremiados, sino al público en general que acude a Sogapor, lo que hace que las necesidades de medicamentos sean mayor. En el caso de la rabia, estamos recomendando al ganadero que vaya a otros centros proveedores, pero la cuestión es que en ninguno consiguen porque no hay”, dijo Zicarelli.

Esta escasez, en el caso particular de Portuguesa, afectaría a zonas pecuarias como el municipio Guanarito, el cual es propenso a inundaciones en época de invierno, por lo que requiere proteger al rebaño con prontitud ante cualquier contingencia.

El presidente de Sogapor apuntó que en el país no se tiene claro en alcance de la jornada de vacunación, puesto que el Gobierno -a través del Insai que es el organismo rector de la campaña-, no da mayores reportes sobre la cantidad exacta de rebaño existente en Venezuela y cuántos animales son inmunizados.

“Los cálculos que sacamos son con base a los reportes de los mismos ganaderos o de las agropecuarias, con quienes estamos en comunicación permanente, porque por el Insai no tenemos respuesta sobre cómo va la programación y cómo está controlada la enfermedad, lo cual es necesario para el consumo interno y si en un futuro pensamos exportar ganado”, acotó.

Fundamental

Ante el aumento de 20% en el precio de la carne y la leche, el presidente de Sogapor sostuvo que, una vez más, el incremento fue insuficiente debido a que no se ajustó según los costos de producción, por lo que exhortó al Gobierno a hacer una reconsideración de la medida, ya que es fundamental la reactivación del sector pecuario.

Luis Zicarelli saludó el diálogo entre el Ejecutivo nacional y representantes del sector productivo privado, en función de solventar la crisis de desabastecimiento que vive en país actualmente. Sin embargo, considera que para reactivar la producción, no deben ser obviadas las peticiones de los productores que piden el aumento de precios de rubros como la caña de azúcar, el arroz y especialmente el maíz, el cual representa el 95% de la cesta básica alimentaria.

Fuente: Última Hora Digital