Buscar
miércoles 16 octubre 2019
  • :

Diagnóstico y prevención de complicaciones trombóticas en potros neonatos

La septicemia es una de las condiciones clínicas más frecuentes en los potros neonatos. La hipercoagulación y la coagulación intravascular diseminada (CID) son posibles complicaciones de la septicemia que se han documentado en pacientes humanos y animales.

En los últimos años se han evaluado diferentes marcadores de hemostasia con el objetivo de mejorar el diagnóstico de hipercoagulación y CID en fases subclínicas. El dímero-D es un producto de degradación de la fibrina que ha demostrado ser muy específico para el diagnóstico de tromboembolismos y también tiene un buen valor pronóstico.

En cuadros de septicemia severa o descontrolada, la hipercoagulación produce formación de microtrombos en los capilares y depósitos de fibrina, que son en parte responsables del fallo multiorgánico. Algunos estudios sugieren que se podría reducir la incidencia de fallo multiorgánico y posterior muerte mediante el tratamiento precoz con antitrombóticos. A excepción de algunos casos clínicos esporádicos, no existe información referente a terapia antitrombótica en potros neonatos.

Nuestra investigación se dividió en dos. Primero, se diseñó un estudio prospectivo con un grupo de potros enfermos, para evaluar los signos clínicos y laboratoriales de hipercoagulación, con especial atención a la concentración plasmática de dímero-D.

Imagen de uno de los potros sépticos incluidos en el estudio durante su hospitalización en la Unidad Equina.

En segundo lugar, queríamos evaluar una heparina de bajo peso molecular (dalteparina) en un grupo de potros sanos con el objetivo de encontrar la dosis requerida del fármaco y observar los posibles efectos adversos. En un diseño prospectivo, se administró a los potros sanos dos dosis diferentes durante 3 días cada una y se determinaron la actividad plasmática de la heparina y algunos marcadores hemostáticos. Una de las dosis se administró también a un pequeño grupo de potros sépticos.

Los resultados obtenidos confirman que los potros sépticos se encuentran en riesgo de sufrir estados de hipercoagulación. El dímero-D plasmático es útil para el diagnóstico de sepsis y la formulación de un pronóstico. Las heparinas de bajo peso molecular son seguras en potros y podrían ser utilizadas en un futuro para prevenir complicaciones trombóticas en los potros sépticos.

Fuente: Uab.es
Autor: Lara Armengou Ruiz
Foto:
Saludequina/Uab