Buscar
lunes 9 diciembre 2019
  • :

Cuatro leyendas urbanas sobre el tratamiento de las pulgas

Los veterinarios de animales de compañía se enfrentan diariamente a clientes que llevan su mascota enferma y a la vez les dan el diagnóstico… Internet es una fuente de información inagotable pero, en muchas ocasiones, también de desinformación, verdades a medias o incluso mentiras.

La página web norteamericana Wndu.com publicó recientemente un pequeño artículo del veterinario David Visser, un colaborador de ese sitio de Internet, en el que alerta sobre cuatro falsedades muy difundidas sobre el tratamiento de las pulgas en animales de compañía que los veterinarios deben sacar de la cabeza de sus clientes:

  1. “El ajo pueden eliminar a las pulgas”. FALSO. Hay productos naturales que pueden utilizarse contra las pulgas, pero el ajo no. No hay ningún efecto documentado de esta hortaliza contra las pulgas.
  2. «Los productos antipulgas perjudican el ambiente”. FALSO. Aunque en el pasado se utilizaron sustancias que lo hacían, actualmente todas las que están comercializadas son seguras para el ambiente y las mascotas.
  3. «Las pulgas son resistentes a los antiparasitarios”. FALSO. Las pulgas continúan siendo muy sensibles a todos los productos que están en el mercado. Los casos puntuales de resistencia se han debido a que en realidad había demasiadas pulgas y no se podían eliminar todas, o a una incorrecta aplicación del producto.
  4. «Los insecticidas de la droguería son tan buenos y eficaces como los del veterinario”. FALSO. Y además de falsa, es una convicción muy peligrosa, ya que muchos insecticidas de este tipo no pueden utilizarse sobre las mascotas y resultan tóxicos, sobre todo para los gatos.

Productos de utilización común para el control de pulgas y garrapatas

  • Amitraz: Eficaz contra las garrapatas y utilizado en productos para perros. Además, se utiliza por vía tópica en el tratamiento de la demodicosis.
  • Dinotefuran: Producto eficaz para el control de pulgas en gatos. En combinación con permetrina sirve para controlar las garrapatas y pulgas adultas en los perros. En combinación con piriproxifen controla otras etapas de las pulgas en perros y gatos.
  • Fipronil: Productos en spray y spot-on para perros y gatos que actúan en las pulgas y garrapatas. En combinación con metopreno, también controla los huevos y las larvas de las pulgas.
  • Imidacloprid: Un adulticida tópico para eliminar las pulgas en perros y gatos. Puede ser administrado hasta una vez a la semana, lo cual es útil en casos de dermatitis asociada por pulgas.
  • Reguladores del crecimiento de insectos: Un grupo de productos que incluye lufenurón, metopreno y piriproxifen. A veces se los denomina “reguladores para el control del nacimiento de pulgas” a causa de sus efectos en los huevos, larvas o pupas de las pulgas. Algunos de estos productos se administran por vía oral o en inyectables, mientras que otros se aplican por vía tópica. Estos reguladores del crecimiento de insectos proporcionan más de 30 días de control. Se suele combinar los agentes con un adulticida de pulgas en los productos comercialmente disponibles.
  • Metaflumizona: Disponible de forma independiente para controlar las pulgas en gatos o en combinación con amitraz para controlar las pulgas y garrapatas en perros.
  • Permetrina: Un producto antiguo y confiable pero que recientemente ha demostrado tener modos de acción adicionales. Es un ingrediente activo en los productos para los perros y es conocido por sus efectivas propiedades repelentes y porque que elimina rápidamente las pulgas y garrapatas.
  • Selamectina: Una avermectina semisintética en una solución tópica para perros y gatos ideal para controlar las pulgas y otros parásitos internos y externos.
  • Spinosad: Cuando se administra por vía oral, este producto canino tiene una acción rápida contra las pulgas adultas y es eficaz durante un mes.

Sin embargo, es de suma importancia resaltar que SIEMPRE debe acudir a su Médico Veterinario de confianza ante algún problema con su mascota. No arriesgue la vida de su animal de compañia.

Fuente: Argos Portal Veterinaria/vetpraxis.net
Foto: desktopart