Buscar
miércoles 16 octubre 2019
  • :

Consejos para la alimentación de becerros

Cada etapa en un programa nutricional de una becerra es importante para asegurar un ganado saludable y que genere utilidades.

Implementar un buen programa de alimentación post-parto es crucial para establecer buenas bases de alimentación para las becerras.

Además de agua, calostro de calidad y sustituto de leche, un buen alimento iniciador también debe de ser ofrecido a la becerra después de nacer.

Debido a que las becerras no cuentan con un rumen funcional, la fermentación del agua y la alimentación es necesaria para que se desarrolle correctamente.

Por lo tanto, es crucial que el alimento iniciador sea ofrecido uno a tres días después del parto. Posponer el ofrecimiento del alimento iniciador puede retrasar el crecimiento del rumen y, por consecuencia, dilatar la edad a la que las becerras se destetarán.

Al comienzo, ofrézcales únicamente el alimento iniciador en pequeñas cantidades y en cuanto lo empiecen a comer, vaya aumentando la cantidad poco a poco hasta que ellos lo reconozcan, lo consuman solos y limpien la cubeta.

Ser muy cuidadoso en no llenar el recipiente demasiado evitará que el alimento se pudra y deberá de ser checado diariamente para que el alimento siempre esté fresco.

Aparte de alimentar a la becerra con un alimento iniciador de buena calidad (por lo menos 20 por ciento de proteína), asegúrese que tengan acceso a agua limpia. El agua debe de estar a su alcance, sobre todo a las dos días de edad.

El consumo de agua motiva el consumo de alimento, llevando a un crecimiento mas rápido y una edad más temprana para el destete. Una buena regla general a seguir en cuanto al consumo de agua es que la becerra consuma 4 libras de agua por cada libra de alimento iniciador que consuma.

Las becerras pueden ser destetadas cuando empiecen a consumir 1.5 a 2 libras de alimento iniciador por tres días consecutivos.

Mida estas cantidades del alimento para saber cuanto debe proveerle a las becerras. Es recomendado que el alimento iniciador sea ofrecido por lo menos hasta las 12 semanas de edad para mantener un buen consumo y que las becerras no se vean afectadas ante el estrés del destete, agrupamiento, el manejo mismo, vacunaciones y el descorne.

Asegúrese de contar con un alimento iniciador que siempre esté fresco y limpio. Los granos podridos deben ser removidos diariamente.

Un buen separador en medio del recipiente de alimento y el de leche o agua en la jaula puede prevenir que el alimento se moje y se eche a perder.

El seguir estos tips le ayudará a sus becerros en su crecimiento y su rendimiento, llevándolos a su máximo desempeño a temprana edad, que a final de cuentas mejorará su ganaderia.

(www.progressivedairy.com Por Katie Mason Especialista en Becerros y Vaquillas Purina Animal Nutrition)

Fuente: Venezuela Ganadera