Buscar
viernes 6 diciembre 2019
  • :

Cómo darle una vida más sana a tu mascota

Todos los que tenemos mascotas sentimos adoración por ellas y quisiéramos que al menos vivan tanto tiempo como nosotros. Sabemos que no es posible, a menos claro, que tengamos una tortuga, pero podemos hacer varias cosas para que la vida de nuestro compañero sea lo más saludable y larga posible.

Cuida su dieta

Al igual que sus dueños, las mascotas deben comer alimentos de calidad y saludables para mantener en buenas condiciones su pelaje, dientes, tener músculos y articulaciones fuertes, una visión aguda, buena salud intestinal y un sistema digestivo y de defensas en condiciones óptimas.

Si tu mascota tiene exceso de peso corre el riesgo de sufrir de obesidad, y las consecuencias derivadas de ésta son la diabetes, enfermedades del corazón y los huesos. ¿Tú no quieres eso para tu mascota, verdad? Entonces debes darle la cantidad de alimento que necesita de acuerdo a su talla. Si es una mascota adulta, dos comidas diarias son suficientes, pero si es un cachorro deben ser 4 comidas.

Llévala al veterinario

No esperes a que tu mascota enferme o algo le ocurra para llevarla al veterinario. Acostúmbrate cada cierto tiempo, al menos una vez al año, a llevarla para que le realicen un chequeo de rutina. Esta es la mejor forma de prevenir posibles enfermedades o detectarlas a tiempo.

Atiende sus dientes

Esto es algo que no mucha gente tiene en cuenta; sin embargo, es de vital importancia. Piensa que si tu mascota no tiene una buena salud dental no podrá alimentarse de forma adecuada y tendrá carencias nutricionales, además de poder sufrir de otras enfermedades relacionadas con los dientes que pueden ocasionar problemas renales y cardíacos.

Hoy en día hay numerosos productos que son especialmente hechos para la limpieza dental de las mascotas. Pregunta en la tienda de animales o al veterinario cuáles te recomiendan.

No dejes que salga sola a la calle

Si dejas a tu mascota salir libremente puede correr serios riesgos. A simple vista puede parecer muy beneficioso dejarla un poco libre cada cierto tiempo, pero la verdad es que podrían pasarle muchas cosas, como por ejemplo:

  • Comer algo en mal estado e intoxicarse.
  • Ser atacada por otro animal.
  • Ser atropellada por un coche.
  • Molestar o intimidar a un vecino.
  • Contagiarse de enfermedades de otros animales.
  • Sufrir un accidente.

Fuente: IMujer