Buscar
martes 19 noviembre 2019
  • :

Científicos militares hallan cura contra virus de Ébola

Científicos militares de Estados Unidos lograron tratar exitosamente el virus de Ébola en primates después de la aparición de los síntomas de esa enfermedad mortal, según un artículo de Science Translational Medicine.

Los resultados son prometedores para tratamientos contra el virus que causa fiebre hemorrágica y que entre los humanos contagiados tiene tasa de mortalidad de 90 %.

El virus de Ébola se identificó por primera vez en 1976 en el oeste de Sudán, cerca de la actual República Democrática del Congo. Se transmite por contacto directo con sangre, fluidos y tejidos corporales de personas infectadas o por manejo de animales como chimpancés, gorilas, monos, antílopes y murciélagos, enfermos o muertos por el mal.

Según el autor principal del estudio, James Pettitt, del Instituto de Investigación de Enfermedades Infecciosas del Ejército de Estados Unidos, el equipo había demostrado antes que el tratamiento, conocido como MB−003, protegió a todos los animales primates, no humanos cuando se administró una hora después de la exposición al virus; a 66 % de los contagiados, si se suministraba 48 horas después y a 43 % de 104 a 120 horas después.

La diferencia ahora es que a los primates no se les suministró el tratamiento hasta que desarrollaron síntomas notables de la enfermedad. El MB−003 es un cóctel de anticuerpos monoclonales que ayudan al enlace y la desactivación del virus. Pettitt indicó que los anticuerpos reconocen las células infectadas y activan el sistema de inmunidad para matarlas. No se observaron efectos nocivos o secundarios de los anticuerpos en los animales sobrevivientes.

El virus de Ébola es una amenaza para la salud global y se considera posible agente de guerra biológica. Actualmente no hay vacunas o terapias para prevenir o tratar el virus y los científicos consideran que el MB−003 es prometedor para luchar contra este virus. El próximo paso será comprobar que no es nocivo para animales y, tras garantizar esta inocuidad, se probará en voluntarios humanos.

Fuente: Entorno Inteligente