Buscar
viernes 6 diciembre 2019
  • :

Caudofagia, mordedura de colas en cerdos

La mordedura de colas es uno de los problemas de comportamiento más comunes entre los productores que realizan engorde de animales en pistas.

Se atribuye su origen a un complejo multifactorial que incluye: hacinamiento, temperatura inadecuada, falta de ventilación, enfermedades (clínicas, subclínicas y parasitosis), alta proporción de piso ranurado en el corral, reducido espacio de comederos, estrés climático, alta concentración de gases (amoníaco) y aburrimiento.

También se ha atribuido a problemas en la alimentación, tales como poca fibra, excesos de energía y desbalance de minerales. Una causa predisponente importante es la longitud de la cola, es por eso que aconsejamos realizar un oportuno corte de colas en la maternidad. En este problema es posible distinguir dos etapas: En la primer etapa los cerdos tienen un comportamiento exploratorio hacia sus compañeros, a los cuales pueden causar una pequeña herida sangrante.

Una vez que la cola comienza a sangrar, la situación cambia considerablemente, comenzando una segunda etapa en el problema. En la primer etapa los factores estresantes pueden aumentar las posibilidades de caudofagia por mayor inquietud de los animales; se recomienda entonces la colocación de cama de paja, u otros objetos como ruedas, cadenas, pelotas, con el fin de prevenir el aburrimiento y desviar la atención de los animales hacia estos objetos.

Una vez que aparece la sangre las complicaciones son mayores y los animales se sienten atraídos por ésta, más aún si la dieta que consumen tiene deficiencias.

Aunque en brotes de caudofagia es típico observar colas afectadas, también afecta a otras partes del cuerpo de los animales.

Son muy importantes las consecuencias que éste problema trae, ya que puede producir una reducción de la tasa de crecimiento, derivar en parálisis de miembros posteriores por formación de abscesos espinales, o por decomisos en el matadero por abscesos e infecciones medulares. Esto significa pérdidas económicas para el productor. También se llega a la muerte de los animales por septicemia y por canibalismo.

Hay trabajos que relacionan a una bacteria (Staphilococcus hyicus) con este problema aquí planteado. Esto se debe a que la bacteria en cuestión es capaz de producir lesiones primarias en la punta de la cola de los animales en engorde, y esto sirve de base para que posteriormente se desarrolle un problema de canibalismo. Es importante darnos cuenta que el problema está en nuestra granja, y tomar las medidas necesarias para tratar de minimizar las pérdidas económicas.

Fuente: Engormix
Marcelo Riveiro – M.V
Foto: Yonderwayfarm