Buscar
domingo 27 septiembre 2020
  • :

Cada res que roban es un litro de leche y un kilo de carne menos

Autoridades en el municipio Machiques de Perijá hicieron un llamado al Gobierno nacional para que garantice la seguridad en el municipio y así evitar el robo de ganado, delito que ha disminuido considerablemente la producción de carne y leche en el consumo nacional.

Ganado Venezolano 47

Cada res que roban es un litro de leche y un kilo de carne menos para el venezolano.

Para el alcalde Alfonso Márquez se está constituyendo un delito de “lesa patria” pues la carne es uno de los rubros que más hace falta a los venezolanos. “Son animales hembras los que se han llevado y hacen disminuir el rebaño nacional. Aunque este asunto no es nuevo, no es apoyando grupos delincuenciales  o de Colombia o de Venezuela  como nosotros podemos resolver  este problema, debe ser resuelto entre todos y que cada quien haga el trabajo que le corresponde”, expresó el alcalde a los medios.

Señaló que  “la generación de anarquía y zozobra que se ha venido generando en esta zona solamente tiene nombre y apellido: un modelo económico y social que no funciona en el país”. Lamentó que el matadero más grande de Machiques (Fricateca) tenga 10 años cerrado. “Fue confiscado por unos ganaderos argentinos y se desconoce el paradero de los 26 millones que les fueron aprobados.

Alertó que lo que se consume en Machiques se sacrifica en las fincas de Machiques sin ningún tipo de control sanitario  y ha habido un aumento en los índices de tuberculosis.

Jorge Núñez, presidente de la Asociación de Ganaderos de Machiques (Gadema), indicó que al robo de ganado se suma la escasez de insumos agropecuarios. “En otrora teníamos la planta de leche que recibía un millón de litros y uno de los mataderos más grandes de Latinoamérica  y está cerrado, de manera que es un llamado que hacemos nuevamente a las autoridades a que se avoquen a evitar el robo de ganado ya que nosotros lo único que podemos hacer es producir leche y carne para los venezolanos a bajo costo (…) Por cada res que se roban en un litro de leche menos y un kilo de carne menos para la familia venezolana”, subrayó el presidente de Gadema.

Aseguró que los ganaderos quieren producir a bajo precio pero no los dejan. “Actuaciones como ésta debemos seguir replicando si el llamado a las autoridades no nos atienden al problema del robo de ganado”, mencionó Núñez.

El veterinario Paúl Márquez dijo que otro problema que afecta a los productores es que el municipio no está libre de aftosa y ganado robado hacia Colombia puede crear un problema sanitario en ese país.   “Uno de los problemas que tenemos los ganaderos es que no estamos libres de aftosa, seguimos vacunando, pero Colombia si es libre de aftosa. Este ganado no está libre de aftosa y Colombia corre el peligro de que se introduzcan en sus tierras animales contaminados y eso puede generar un problema sanitario”, apuntó Márquez.

Agregó que elevaron una carta a la embajada y consulado colombiano porque pueden perder su certificación de país libre de aftosa.  “En cuestión de días y meses esta enfermedad se propaga y las autoridades colombianas deben evitar el paso de ganado hacia su país”, manifestó.

En lo que va de año se han robado unas 2.500 reses dijo Núñez, lo que implica una reducción de 60 mil litro de leche por día y 20 mil toneladas de carne a la semana que dejan de ir al mercado como carne y productos lácteos.

Desde el 2010  cuando se inicio la Delimitación de Tierras indígenas y las Invasiones,  se han dejado de producir  8 mil kilos de carne semanal y 120 mil litros de leche por día por lo que emplazan a las autoridades nacionales a coordinar esfuerzos para erradicar el robo de ganado.

Los afectados exigen la activación de los operativos en la Sierra de Perijá tradicionales como el Operativo Sierra que anteriormente se realizaban anualmente para  controlar el paso de irregulares colombianos a nuestro país.

Fuente: Panorama