Buscar
sábado 15 agosto 2020
  • :

Al año 60.000 personas mueren por rabia transmitida por animales

Entre noviembre de 2006 y enero de 2007 murieron en Santa Marta cuatro personas que habían sido infectadas de rabia por perros. Éstas fueron las últimas víctimas fatales en Colombia de este mal, que el país espera eliminar completamente en 2015. La misma enfermedad, pero transmitida por un gato (que a su vez había sido infectado por un murciélago) mató a dos personas en Roldanillo Valle el año pasado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que al año unas 60.000 personas mueren por esta causa.

Al igual que Colombia, todos los países de América Latina esperan haber acabado totalmente con esta enfermedad en los próximos dos años. Las naciones de Asia y África, que son las más afectadas, se pusieron como plazo el 2020. “Es necesario mejorar los esfuerzos para combatir la rabia”, señaló la OMS esta semana, que se celebra una jornada internacional contra este mal. El organismo puntualizó que a pesar de tratarse de una enfermedad prevenible, “la rabia mata a miles de personas cada año en el mundo. Cuatro de cada diez víctimas son niños”.

Este lunes el Ministerio de Salud y Protección Social anunció la inversión de $4.700 millones en 3,5 millones dosis de vacunas contra la rabia para perros y gatos. Precisamente esta medida (a partir de los tres meses de edad del animal, luego a los doce meses y, posteriormente, cada año) es el principal remedio contra esta enfermedad, que según la OMS está presente en 150 países y territorios.

Arturo Díaz Gómez, subdirector de Salud Ambiental del Ministerio de Salud, explica que la rabia puede ser transmitida por todos los mamíferos, “y los carnívoros (principalmente los zorros y los perros) han sido los encargados de propagarla a lo largo de la historia”. También en América son comunes los casos de rabia transmitida directamente por murciélagos hematofagos (que se alimentan de sangre), o por otro tipo de murciélagos o animales que han sido infectados previamente por ésta especie. En Colombia son comunes los casos de vacas, caballos y cerdos, que adquieren la enfermedad de esta manera.

Cada año en el país se presentan unos 80.000 casos de personas que piden asistencia médica por mordeduras de perros o gatos. De esas, unas 12.000 son vacunadas porque existen dudas de que el animal pueda estar infectado. Cuando se presenta un accidente de este tipo el doctor Díaz señala que es necesario “lavar inmediatamente la herida con agua, jabón y un desinfectante, y acudir al médico, no importa si es el perro de la casa o de la vecina. Si no hay una atención oportuna la rabia tiene inevitablemente un desenlace fatal”.

Una persona infectada con rabia empieza perdiendo la coordinación. También tiene episodios de delirio, convulsiones y pérdida del conocimiento. “El virus se reproduce en las neuronas, las destruye, y la persona va perdiendo su capacidad de autonomía. Finalmente muere por paro cardiorrespiratorio”, explica Díaz. Y repite que “si la gente vacuna a su perro o a su gato podremos controlar esta enfermedad”.

Fuente: Entorno Inteligente