COVID-19: ¿ Peligro para las Mascotas?

Los Coronavirus que infectan animales se conocen desde principios del Siglo XX, los primeros en detectarse fueron el virus de la Bronquitis Infecciosa Aviar (BIA) en 1930 y los virus de la Hepatitis del Ratón (VHR) y de la Gastroenteritis Transmisible del Cerdo (GTC) en 1940.

El coronavirus canino (CCo) produce síntomas respiratorios y entéricos. Los coronavirus felinos producen infección entérica (CoFe) o hepática y neurológica (FIPV). Ninguno de esos virus es zoonótico

Durante el brote de Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) que se produjo en el año 2002, se reportó que ardillas y gatos podían infectarse con el virus. La aparición del SARSCoV-2 como agente causal de la COVID-19 y la sospecha de que los murciélagos transmiten la infección a un animal intermediario y de éste a los humanos, hace que se realicen investigaciones para determinar si las mascotas pueden transmitir el SARS CoV-2 a sus dueños.

Covid 19 en los animales

De acuerdo a la información consultada de la OIE, se destaca lo siguiente:

Resultados preliminares de estudios de laboratorio sugieren que en las especies animales investigadas hasta ahora, los gatos son los más susceptibles a infectarse con el virus causante de COVID-19 y algunos pueden presentar síntomas clínicos. En condiciones de laboratorio, los gatos pueden transmitir la infección a otros gatos. Los hurones también parecen ser susceptibles a la infección, pero no a la enfermedad. Los perros parecen ser susceptibles a la infección, aunque menos que los hurones y los gatos. En entorno de laboratorio también se infectaron murciélagos frugívoros que no mostraron signos de enfermedad ni transmitieron la infección a otros murciélagos.

Hasta la fecha, los resultados preliminares de los estudios sugieren que las aves de corral y los cerdos no son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2.

No se han recibido noticias que indiquen que las mascotas pueda transmitir el SARS CoV-2 a los humanos.

En el mundo existen muy pocos casos en los cuales las mascotas u otros animales se han infectado por haber estado en estrecho contacto con una persona que padece de COVID-19.

Covid 19 en:

Caninos:

Se sabe de un caso en Hong Kong del 27 de febrero, donde se reportó un resultado positivo débil en la prueba de PCR de muestras de cavidad nasal y oral de un canino de raza Pomeranian, cuyo dueño fue diagnosticado con COVID-19. El perro nunca presentó síntomas respiratorios.  Se realizaron varias pruebas de PCR con tres (3) a cinco (5) días de intervalo y siempre se obtuvo un resultado positivo débil. La secuenciación del genoma viral obtenido de las muestras del Pomeranian y de su dueño mostró ser muy similares.

El 18 de marzo se tomaron muestras de un perro de raza Pastor Alemán, cuyo dueño fue positivo para COVID-19. La mascota también desarrolló anticuerpos neutralizantes contra el virus, no mostró nunca sintomatología respiratoria.

Gatos:

En Bélgica en la tercera semana de marzo se conoció del caso de un gato con síntomas respiratorios y digestivos, con resultado positivo a SARS.CoV-2 por PCR. El animal enfermó una semana después de entrar en contacto con el dueño se infectó con el virus en un viaje que hizo a Italia.

En abril en el estado de Nueva York (EUA), dos (2) gatos con síntomas respiratorios leves resultaron positivos al coronavirus. Se piensa que los gatos contrajeron la infección de sus dueños o personas de su vecindario

Tigre y leones:

En el zoológico del Bronx (ciudad de Nueva York), dos tigres y tres leones desarrollaron síntomas respiratorios, que incluyeron tos y estornudos. Se sospecha que la fuente de infección fue un empleado del zoológico. Ningún otro felino  del parque zoológico mostró sintomatología. El establecimiento fue cerrado al público con medidas de bioseguridad implementadas.

La Organización Mundial de Salud Animal (OIE) que a pesar que perros, gatos (gatos domésticos y grandes felinos) y visones han dado resultados positivos para el SARS-CoV-2, esto ha sido tras un contacto estrecho con personas que se sabe o se sospecha estan infectadas por el virus.

Hasta la fecha, los resultados preliminares de estudios de infección experimental sugieren que las aves de corral y los cerdos no son susceptibles a la infección por SARS-CoV-2. Resultados de estudios de laboratorio sugieren que, de las especies animales investigadas hasta ahora, los gatos son la especie más susceptible al SARS-CoV-2 y pueden afectarse con enfermedad clínica. No existe evidencia de que los animales tengan un rol epidemiológicamente relevante en la propagación de la covid 19 humana. Por consiguiente, no existe justificación alguna para tomar medidas dirigidas a los animales, en particular a los animales de compañía que puedan afectar su bienestar.

En este sentido la OIE recomienda:

  • Las personas que no presenten síntomas de COVID-19 deben practicar medidas de higiene al interactuar con sus mascotas, lavarse las manos frecuentemente antes y  después de interactuar con las mascotas, manipular el alimento, agua y desechos.
  • Las personas enfermas o positivas al COVID-19 deben restringir el contacto con sus mascotas y otros animales. Si debe encargarse de sus mascotas hay que usar tapaboca, no compartir alimentos, no tocarlos, no besarlos, lavarse las manos antes y después de cualquier contacto con la mascota. No hay razón para separar a las mascotas de sus dueños, a menos que no los puedan cuidar apropiadamente.

Los animales de compañía no deben ser evaluados para la presencia de COVID-19 de manera rutinaria. Si su mascota presenta cualquier síntoma, debe llamar inmediatamente a un médico  veterinario.

Hasta el momento la transmisión de COVID-19 es de persona a persona. El número de animales infectados por humanos es muy pequeño, no hay evidencia que indique que ellos jueguen algún papel en la diseminación del virus.

Por: Mayra Hidalgo M.V; PHD en Virología

@hidalgodma Twitter