Buscar
jueves 24 septiembre 2020
  • :

¿Cuál es la primicia de la gabapentina?

El manejo del dolor en la medicina veterinaria últimamente está recibiendo mucha atención. La gabapentina, un medicamento anticonvulsivo que reduce el dolor neuropático y el dolor postoperatorio agudo en la medicina humana, está atrayendo el interés de los investigadores veterinarios. Un reciente estudio observó los efectos del uso de la gabapentina en el control del dolor perioperatorio en los perros.

Se programaron treinta perros de diferentes dueños, para la amputación de la extremidad anterior como consecuencia de un diagnóstico de cáncer, pero sin ninguna otra enfermedad subyacente, fueron divididos en dos grupos al azar. Un grupo recibió gabapentina (10mg/kg) vía oral antes de la cirugía y luego una dosis de 5mg/kg cada 12 horas por tres días. El otro grupo recibió un placebo. El equipo técnico veterinario y los dueños no sabían si los pacientes estaban recibiendo gabapentina o placebo. A todos los perros, se les administró como medicamentos preanestésicos: glicopirrolato y metadona. La anestesia fue inducida con fentanil, midazolam y propofol intravenoso y se mantuvo con isoflurano, que fue complementado con una infusión a tasa continua de fentanilo. También se aplicó anestesia local de infiltración en el plexo braquial antes de la amputación. Después de la cirugía, se aumentó o disminuyó el fentanilo por vía intravenosa basándose en la comodidad y el comportamiento del paciente. También se permitió la administración de analgésicos o sedantes adicionales.

Se evaluó el nivel del dolor de cada paciente antes de la cirugía, con intervalos de dos horas durante 18 horas pos-extubación traqueal, mientras los pacientes aún estaban en el hospital, se realizó evaluaciones separadas del dolor con intervalos de 18 horas, mediante el uso de la Escala de Dolor Complejo de Glasgow y la Escala de Dolor de la Universidad de Melbourne. Se solicitó a los dueños informar sobre la actividad, el apetito y el dolor en la herida del perro durante los tres días después del alta.

Si bien hubo una gran variación en los puntajes iniciales e individuales del dolor prequirúrgico, los resultados de este estudio no encontraron una diferencia significativa en las evaluaciones del dolor entre los dos grupos, ya sea en el hospital o en la casa. El uso de fentanilo a una tasa de infusión constante fue similar en ambos grupos, y el uso de otros analgésicos no difirió significativamente.

A pesar de la frecuente recomendación del uso de gabapentina para controlar el dolor crónico en los perros, hay pocos datos disponibles para evaluar su eficacia. Este estudio no encontró un beneficio a corto plazo de la gabapentina en el dolor posquirúrgico. Sin embargo, esto no necesariamente indica que no tiene ningún efecto. El tamaño de la muestra para este estudio fue pequeño y los indicadores de dolor inicial fueron significativamente diferentes en los pacientes con cáncer. Además, los perros en este estudio recibieron varios otros analgésicos, y la gabapentina administrada estaba en el extremo inferior del rango recomendado de dosificación. La administración de dosis más altas con mayor frecuencia podría haber producido resultados diferentes. Se necesita otras investigaciones adicionales para analizar diferentes dosis y frecuencias de dosificación, así como examinar el uso de la gabapentina en otras patologías dolorosas antes de poder determinar su eficacia y sus posibles beneficios analgésicos.

Fuente: Vetpraxis
Wagner AE, Mich PM, Uhrig SR, et al. Clinical evaluation of perioperative administration of gabapentin as an adjunct for postoperative analgesia in dogs undergoing amputation of a forelimb. J Am Vet Med Assoc 2010;236(7):751-756.
Foto: SXC